Última Hora

Internacional

Miles siguen imagen de Santo Domingo de Guzmán por barrios de Managua

La diminuta imagen del santo, que mide unos 18 centímetros y está protegida por una urna de vidrio, fue sacada del templo Santo Domingo...

Agencia EFE Hace 8/4/2013 5:21:00 PM

(EFE).- Miles de personas acompañaron hoy a la venerada imagen de Santo Domingo de Guzmán, entre feligreses, curiosos y vendedores ambulantes, en su tradicional procesión anual por los barrios del este de Managua.

La diminuta imagen del santo, que mide unos 18 centímetros y está protegida por una urna de vidrio, fue sacada del templo Santo Domingo, ubicado en el antiguo centro de Managua destruido por el terremoto del 23 de diciembre de 1972, para recorrer populares barrios de la capital nicaragüense.

Entre los devotos iban personas vestidas de indígenas, pintados con aceite negro, descalzos, cargando niños o bailando alrededor para cumplir promesas al santo, considerado muy milagroso.

"Este es un santo que sana a la gente enferma", dijo a Efe Danelia Bejarano, una mujer devota que le bailaba a Santo Domingo.

En la actividad es notoria la música folclórica, los bailes y la explosión de una gran cantidad de fuegos pirotécnicos; así como el consumo de alcohol.

Las calles elegidas para la procesión de Santo Domingo de Guzmán son cerradas al tráfico de vehículos para permitir a los feligreses pagar sus promesas.

Algunos fieles acompañan al santo caminando de rodillas, con los ojos vendados, disfrazados de indígenas o esclavos africanos, mientras algunos menores son ataviados con ropas de angelitos o diablitos.

El paseo del santo es todo un acontecimiento en Managua y congrega no solo a los fieles, sino a una legión de vendedores ambulantes de comida y bebidas, músicos populares, pagadores de promesas o simples curiosos.

En su recorrido el santo pasó por el mercado Oriental, un bullicioso y popular centro de compras que es uno de los más grandes de Centroamérica.

Unos 350 policías se encargaron de la seguridad de la procesión de "Minguito", como popularmente se conoce al santo, uno de los hitos de las fiestas populares que comenzaron el 1 de agosto y de las más concurridas en Nicaragua.

Según esta tradición, el 1 de agosto la venerada imagen de Santo Domingo de Guzmán baja de su santuario, en Las Sierritas, 10 kilómetros al sur de la capital nicaragüense, y permanece en un templo de Managua durante diez días.

El 10 de agosto la imagen es llevada nuevamente en medio de una multitud de creyentes a Las Sierritas, donde se guarda y venera el resto del año.

Para el recorrido de este domingo, la imagen del santo es "adornada" con nuevas flores y la urna de vidrio es colocada en una peana muy pesada que llevan sobre sus hombros y bailando lentamente los llamados "cargadores tradicionales".