Última Hora

Noticias

Inicia el juicio de la matanza en base de Estados Unidos que dejó 13 muertos

Hasan es acusado de haber herido también a 32 personas en el tiroteo, uno de los más importantes en la historia del Ejército estadounidense...

AFP Agencia Hace 8/4/2013 7:58:00 AM

(AFP) - El juicio contra Nidal Hasan, acusado de haber matado a 13 personas en 2009 en la base militar de Fort Hood (Texas, sur), se inicia el martes y pondrá nuevamente a las víctimas frente al expsiquiatra del ejército estadounidense.

Hasan es acusado de haber herido también a 32 personas en el tiroteo, uno de los más importantes en la historia del Ejército estadounidense.

En caso que la corte marcial le declare culpable de la masacre en la base militar donde centenares de soldados se preparaban para ser desplegados en Irak o Afganistán, el comandante de 42 años, nacido en Virginia (noreste) de padres palestinos, podría ser condenado a la pena de muerte.

Después de renunciar a ser defendido por abogados, Hasan obtuvo el derecho a representarse a sí mismo.

Ante la inminencia de ser interrogada por su atacante, Kimberley Munley, exoficial de policía de la base militar y herida durante el tiroteo, reconoció que no tiene "un buen presentimiento". "Pienso que hace eso para continuar burlándose de nosotros y perseguirnos", dijo.

Uno de los principales testigos, otro sobreviviente de la masacre, admitió a la AFP que espera mantener la calma a pesar de que Hasan haya disparado contra él cinco veces.

"Voy a conducirme con dignidad y a adoptar una actitud militar", aseguró Alonzo Lunsford, sargento retirado que perdió la visión de un ojo durante el ataque. "Voy a mostrarle que no puede sacarme de las casillas. Me dobló, pero no me quiebro", afirmó.

Hasan ya admitió haber asesinado a 13 personas y herido a otras en Fort Hood, pero la ley militar no permite declararse culpable en casos de delitos que conllevan pena de muerte.

Un ideólogo

El ataque de noviembre de 2009 es el peor jamás registrado en una base militar estadounidense. El alto comando del Ejército fue severamente criticado por haber ignorado los signos llamativos en el comportamiento de Hasan que, según el FBI, intercambiaba correspondencia con el imán radical Anwar al Aulaqi, muerto en un ataque de drones estadounidenses en Yemen en setiembre de 2011.

El acusado, que debía ser enviado a Afganistán antes del ataque, declaró que quería defender a sus hermanos musulmanes de una guerra ilegal.

La jueza militar Tara Osborn insistió en que durante el proceso el acusado se concentre en los hechos y no en implicaciones más amplias. A su vez prohibió a la acusación mencionar al "terrorismo" como el motivo del ataque y a Hassan de intentar probar que quería salvar la vida de musulmanes en Afganistán.

Pero expertos jurídicos prevén que el acusado intentará probar que quiso evitar la muerte de musulmanes. "Tarde o temprano lanzará objetivos islámicos extremistas", destacó Jeffrey Addicott, ex procurador del ejército y experto en leyes sobre terrorismo en la escuela de derecho de la Universidad St. Mary's.

"Es un ideólogo", dijo.

Para Richard Rosen, coronel retirado y profesor de derecho en la Universidad de Texas Tech, "las pruebas (contra Hasan) son tan evidentes, que no hay dudas que será condenado".

Hassan, que está parapléjico desde la masacre de Fort Hood, cuando recibió un balazo, es considerado un "lobo solitario" de Al Qaida.

Aunque el jurado militar ya fue seleccionado a principios de julio, la jueza Osborn estimó que el proceso podría durar de uno a cuatro meses.

Más de 250 personas deberían atestiguar contra Hasan, incluidos familiares de las 13 víctimas fallecidas y los 32 civiles y militares heridos.