Última Hora

Internacional

Al menos 9 muertos y 9 heridos en bombardeo sirio en la frontera con Líbano

Una fuente de seguridad confirmó a Efe que el ataque aéreo tuvo lugar en el lado sirio de la frontera entre los dos países, que en muchas zonas no está bien delimitada.

Agencia EFE Hace 8/3/2013 7:32:00 AM

Beirut, 3 ago (EFE).- Al menos nueve personas murieron y nueve resultaron heridas hoy en un ataque aéreo del Ejército sirio contra grupos de desplazados sirios que se encontraban en la zona de Jerbet Daud, en la frontera siria con el Líbano.

Según la agencia oficial libanesa ANN, este área fronteriza y rural está situada entre las localidades libanesas de Ras Baalbeck y Arsal, lo que llevó en un primer momento a pensar que el bombardeo había sido en territorio libanés.

Una fuente de seguridad confirmó a Efe que el ataque aéreo tuvo lugar en el lado sirio de la frontera entre los dos países, que en muchas zonas no está bien delimitada.

Los heridos, entre los cuales hay mujeres y niños, fueron trasladados ya en territorio libanés por la Cruz Roja Libanesa (CRL) a hospitales del valle de la Bekaa, en el este del Líbano y fronterizo con Siria.

El coordinador de la CRL, Georges Ketaneh, dijo a Efe que algunos heridos se encuentran en estado grave y han sido ingresados en el Hospital Universal de Rayan, en la ciudad de Baalbeck.

Las zonas orientales del Líbano son blanco de frecuentes bombardeos de las fuerzas armadas sirias desde hace meses, que en ocasiones han causado víctimas.

La localidad de Arsal, de mayoría suní, apoya a la rebelión siria y es acusada por el régimen de Damasco de facilitar el tránsito de armas y combatientes a Siria.

En estas áreas fronterizas con Siria viven además la mayoría de los desplazados sirios, que se acomodan en casas de familias locales o escuelas, ya que el Gobierno libanés rechaza instalar campamentos de refugiados.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado desde el inicio del conflicto sirio en marzo de 2011, con ataques en la frontera y enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente sirio, Bachar al Asad, en distintas zonas del país.