Última Hora
Cortesía GuanaNoticias

Este viernes a eso de las 7 de la noche los huéspedes de una casa de playa ubicada en Palm Beach en playa Grande de Guanacaste, se llevaron una real sorpresa luego de percatarse que un lagarto nadaba en la piscina.

Inmediatamente dieron aviso al guarda y administrador del lugar quienes pensaron en un principio que se trataría de un garrobo (reptil pequeño).

Tras notar que sí había un lagarto dentro de la piscina, llamaron a emergencias.

A la zona se hicieron presentes personeros del Minae quienes lo capturaron y lo llevaron hasta un estero de para liberarlo.

Los expertos lo midieron y alcanzó los 2 metros con 4 centímetros.