Última Hora

El exguardameta Erick Lonnis, defendió la cabaña de Carmelita entre 1992 y 1993, y luego fue el guardián morado desde 1993 al 2003.

El ex mundialista del 2002, considera que los dos equipos que se enfrentarán el próximo domingo en la final de Torneo de Copa, viven en mundos diferentes.

“Son realidades diferentes. Cuando jugaba con Carmelita los camerinos quedaban al otro lado de la calle y se tenía que bañar con agua recogida en dos estañones”, comenta.

Luego de su paso por Saprissa, Lonnis se convirtió en un emblema del Saprissa, aunque le guarda un cariño especial al cuadro de la barriada alajuelense.