Última Hora

Aturdidos, intranquilos y por qué no, hasta preocupados. Eso deja la derrota de La Sele 0-2 ante Inglaterra en Leeds, a poco más de una semana del debut mundialista.

Parece poco tiempo, pero para los más positivos es el momento justo para comenzar a corregir imperfecciones de cara a lo que será Serbia.

Más allá de perder ante un campeón del mundo por 2-0, el marcador no refleja el poderío que mostró el equipo B de Inglaterra aunque tuviera más del 60% de posesión de la pelota.

Inglaterra apenas si apretó un poco el acelerador y desde ahí nos hizo ver muy mal, sobre todo en los primeros minutos.

Eso sí, el ensayo es muy saludable para La Sele, pues dejó varias conclusiones interesantes para el futuro, la mayoría de ellas con el aspecto defensivo.

El show de Rashford.

Si hubo una figura que brilló por encima del resto fue la del joven Marcus Rashford.

El juvenil hizo “fiesta” con la pasividad del marcaje de la defensa tica y dejó muy mal parados a Kendall Waston y Cristian Gamboa, que probablemente tengan pesadillas con él.

Precisamente, Rashford abrió el marcador al minuto 12 con un tremendo golazo desde fuera del área que dejó sin nada que hacer a Keylor Navas.

Una curva mortal para un remate potente que terminó colándose al fondo de los cordeles.

A partir de ahí, Inglaterra tuvo más chances de abultar el marcador que La Sele de tener una reacción.

Incluso Navas realizó un tremendo paradón en el área chica a Jamie Vardy al 20’.

La Tricolor contestó con un débil remate al arco de Johan Venegas tras un buen pase de Marco Ureña.

A nivel ofensivo, Joel Campbell fue el jugador que destacó un poco más en esta zona, eso sí volvió a padecer su falta de “malicia” en algunas de las jugadas claves de ataque.

Para la segunda mitad, Costa Rica se mostró un poco más ordenada, pero siguió careciendo de profundidad.

Bien por David Guzmán y Giancarlo González que parecen consolidarse en sus zonas. Ambos destacan por su bravura en el marcaje y son puntos altos.

Aún así, el segundo tanto fue obra de Danny Welbeck de cabeza, que aprovechó la desatención en el área tica para sellar el 2-0 definitivo al 75’ para matar cualquier tinte de reacción de los ticos.

Por un error de coordinación del banquillo de la Selección, el capitán Bryan Ruiz se quedó sin jugar ya que cuando iba a ingresar la organización del partido no lo dejó pues ya se habían agotado los tres tiempos.

El que sí lo pudo hacer fue Bolaños, quien ingresó de cambio al 60 y tuvo sus primeros minutos de fútbol tras más de tres meses sin jugar.

Ahora La Sele viajará a Bruselas donde enfrentará el próximo lunes 11 a Bélgica en el último fogueo antes del debut mundialista ante Serbia el domingo 17 de junio.