Última Hora

Luego de 18 años sin ser vista y a punto de que los expertos la declararan extinta, un grupo de científicos encontró varios ejemplares de la rana vibicaria, en los bosques de Ciudad Quesada.

En las montañas del Parque Nacional del Agua Juan Castro Blanco hay una gran variedad de flora y fauna.

Por eso, una pequeña rana que mide entre 60 y 90 milímetros logró esconderse durante muchos años.

Nadie había visto a la rana vibicaria en dos décadas, pero un grupo de científicos la encontró oculta en Ciudad Quesada.

Los avistamientos de este anfibio están provocando cambios en el parque.

Ahora, además de ser un santuario del agua, se convirtió en centro de estudio para científicos de todo el mundo y también en lugar de visita obligatoria para turistas.

El parque tiene un centro de visitantes donde se imparte talleres educativos y ambientales a estudiantes.

También ofrece paquetes turísticos y amigables con el ambiente.