Última Hora

Celso Borges asegura no tenerle miedo a la falta de ritmo de algunos de sus compañeros dentro de la Selección Nacional.

Para el volante del Deportivo La Coruña, uno de los de mayor regularidad en el exterior, todos los jugadores llegarán a Rusia 2018 en su mejor punto físico, no importa la cantidad de minutos que hayan tenido durante la temporada.

“Todos vienen con muy buena actitud y con todo el plan de trabajar. Creo que el nivel de cada uno se va a observar con el paso de los partidos y el resultado que se den, estamos trabajando muy fuerte para llegar todos de la mejor forma posible”, mencionó Borges.

El futbolista añadió que los partidos amistosos darán un parámetro del nivel de cada jugador y será vital observar a todos los jugadores en dichos encuentros.

Además, explicó que los fogueos ante Irlanda del Norte e Inglaterra serán lo más similares a lo que ofrezca Serbia en el primer partido del Mundial de Rusia 2018.

Celso afirma que está metido de lleno en materia Tricolor, por eso pasa la página del descenso que vivió con el Depor.

“Estoy bien, pues ahora vamos a jugar un Mundial que siempre es algo muy gratificante e ilusionante para todos y eso es lo mejor que nos puede pasar en este momento”, manifestó el jugador.

Borges explicó que esta generación tiene como principal trabajo mantener el respeto que consiguió Costa Rica a nivel mundial hace cuatro años en Brasil 2014.

“Vale para ganarse un respeto, pero hay que demostrarlo y seguirlo nutriendo. Lo único que queda es tener buenas presentaciones y en cuatro años se ven muchos cambios.

“Conseguir dos clasificaciones consecutivas habla muy bien de nosotros como generación”, indicó. 

Celso Borges se incorporó a los trabajos de la Tricolor este lunes junto a Joel Campbell y el juvenil Ian Smith.