Última Hora

Internacional

El secuestrador de Cleveland recibirá su sentencia este jueves

Ariel Castro, quien se declaró culpable la semana pasada de violar, maltratar y secuestrar durante una década a tres mujeres de Cleveland (Ohio, EE.UU.), recibirá su sentencia mañana jueves...

Agencia EFE Hace 7/31/2013 1:15:00 PM

Ariel Castro, quien se declaró culpable la semana pasada de violar, maltratar y secuestrar durante una década a tres mujeres de Cleveland (Ohio, EE.UU.), recibirá su sentencia mañana jueves en una audiencia en la que podrían hacer declaraciones alguna de sus víctimas.

Castro se declaró culpable después de que su defensa llegase a un acuerdo con la fiscalía mediante el cual evitó la pena de muerte, asumiendo que será condenado a cadena perpetua sin opción a libertad condicional.

Durante la audiencia Amanda Berry, Gina DeJesús o Michelle Knight, sus tres víctimas -o sus representantes legales-, podrían hacer algún tipo de declaración pública.

El condenado se enfrentaba a 977 cargos, entre ellos 512 por secuestro, 446 por violación y siete por abuso sexual, así como dos cargos de homicidio agravado por supuestamente golpear a una de las mujeres hasta causarle un aborto.

La acusación también presentó seis cargos por asalto sexual, tres cargos por negligencia infantil y un cargo por posesión de herramientas delictivas, delitos todos ellos cometidos desde 2002, año en el que secuestró a la joven Knight.

El pasado 6 de mayo, en un descuido de Castro, Berry logró escapar y pedir auxilio a gritos, ante los que un vecino de la ciudad, Charles Ramsey, acudió a su rescate y ayudó a la joven a romper la puerta de la casa en la que estaba secuestrada.

Berry dijo a sus rescatadores que en la casa había más personas recluidas contra su voluntad: DeJesús, desaparecida en 2004 con 14 años; Knight, cuyo rastro se perdió en 2002, cuando tenía 20; y su propia hija, de seis años, fruto de los abusos de Castro.

Hace dos semanas, las tres jóvenes difundieron un vídeo en el que agradecieron la solidaridad que han recibido de la comunidad desde su liberación y manifestaron su "esperanza para una solución justa y rápida" del caso, al tiempo que expresaron "una gran fe en la oficina del fiscal y el tribunal."

El acuerdo ha evitado que las jóvenes tuvieran que recordar su cautiverio en audiencias públicas durante el juicio, cuyo comienzo estaba previsto para el próximo 5 de agosto.