Última Hora

Internacional

Protesta contra ley "anti-gay" en Rusia llega a Nueva York

Decenas de personas se manifestaron el miércoles frente al consulado ruso en Nueva York instando a boicotear el vodka de ese país para protestar contra la ley que prohíbe la "propaganda" homosexual en Rusia...

AFP Agencia Hace 7/31/2013 12:35:00 PM

Decenas de personas se manifestaron el miércoles frente al consulado ruso en Nueva York instando a boicotear el vodka de ese país para protestar contra la ley que prohíbe la "propaganda" homosexual en Rusia, sumándose a un movimiento que ya alcanza al Reino Unido y Canadá.

Durante la protesta, algunos manifestantes vaciaron varias botellas de vodka ruso en la calle, en señal del boicot que pretenden aplicar a las marcas de esa bebida de origen ruso, constató la AFP.
"Estamos furiosos con lo que está pasando en Rusia. Ahora es ilegal mostrarse abiertamente acerca del hecho de ser gay. No nos quedaremos en silencio", advirtió Ann Northrop, de la asociación estadounidense de defensa de los derechos de homosexuales, lesbianas y transexuales Queer Nation.

A su lado, Bob Fluet, propietario del bar Boxers de Manhattan, anunció que su establecimiento ha dejado de vender Stolichnaya -la principal marca de vodka ruso- como medida de protesta contra la ley aprobada por el presidente Vladimir Putin.

"El jueves pasado decidimos parar de vender vodka ruso. Desde el viernes no lo hacemos más. Otros bares en Nueva York y en el país están haciendo lo mismo. Este movimiento está empezando y la comunidad lo apoya", dijo Fluet a la AFP.

La protesta de Nueva York se suma a la de Londres y Canadá, donde bares y discotecas gays empezaron a boicotear desde hace unos días el vodka de procedencia rusa.

Vladimir Putin promulgó a fines de junio una controvertida ley que sanciona con fuertes multas todo acto de "propaganda" homosexual delante de menores de edad.

Por su parte, el vodka Stolichnaya ya ha respondido a esta campaña con una carta abierta difundida el viernes de la semana pasada en la que condena las "espantosas acciones emprendidas por el gobierno ruso".

Pero para Bob Fluet, "los dueños de Stoli tienen que hacer algo para ayudar a la comunidad en Rusia".

"Hagan una llamada telefónica" al Kremlin, instó.