Última Hora

Internacional

Canadá: compañía ferroviaria dice que no puede pagar la limpieza de Lac-Megantic

La explosión ocurrió el sábado 6 de julio, cuando un tren con 72 vagones cisternas descarriló y explotó en el centro de la localidad.

AFP Agencia Hace 7/30/2013 10:53:00 PM

NUEVA YORK, 31 julio 2013 (AFP) - La compañía ferroviaria estadounidense implicada en el accidente de tren de Lac-Megantic aseguró este martes que no estaba en posición de pagar los trabajos de limpieza, en respuesta a las órdenes de las autoridades quebequenses.

"No podemos financiar los costos con nuestro propio dinero, por lo que esperamos que la aseguradora se manifieste y comience a enviarnos cheques", declaró Edward Burkhardtle, presidente general del conglomerado de la empresa Maine and Atlantic Railway (MMA), en una entrevista con una radio local del estado de Nueva York, la North Country Public Radio.

Burkhardt lamentó que su empresa no tuviera acceso a la zona del descarrilamiento antes del 15 de julio, es decir, diez días después del accidente que se llevó la vida de 47 personas de la ciudad quebequense, así como deploró la falta de cooperación de las autoridades canadienses, al asegurar que no ha recibido toda la información solicitada sobre la catástrofe provocada por la explosión de un convoy de 72 vagones cisternas.

El presidente aseguró que su compañía asumía "sus responsabilidades" y señaló que el fallo de MMA era algo "fuertemente considerado".

"No tenemos más que fragmentos de información, no hemos visto el conjunto. Nos resulta muy difícil acceder al lugar del descarrilamiento", explicó.

La ciudad de Lac-Mégantic envió este martes una segunda demanda a MMA de la devolución de 8 millones de dólares canadienses (USD 7,8 millones) por la limpieza de los dos kilómetros cuadrados del centro de la población que fueron arrasados.

La explosión ocurrió el sábado 6 de julio, cuando un tren con 72 vagones cisternas descarriló y explotó en el centro de la localidad, creando un gigantesco incendio que duró unas cuarenta horas y destruyó una treintena de edificios (comercios, restaurantes y alojamientos).