Última Hora

La surfista costarricense Lisbeth Vindas hizo historia el pasado fin de semana, gracias a la obtención de su décimo título nacional.

"Estoy sumamente feliz, entré al hit confiando en mí y confiar en mí es confiar en Dios, estoy muy agradecida por la oportunidad de obtener el décimo título", expresó Vindas.

La campeona llegó a Playa Hermosa, sede de la última fecha, en el segundo lugar, pero su experiencia y motivación le permitieron dedicarle el título a una persona muy especial.

"De todo corazón se lo dedicó a mi abuelo, que hace pocos días murió, fue de lo más duro de mi vida pero ahora me da felicidad y para toda mi familia", explicó.