Última Hora

El país deberá endeudarse para poder darle unos ¢42 mil millones a los partidos políticos para que hagan propaganda.

Las plazas públicas, camisetas, banderas y otros signos visibles propios de propaganda electoral, se financian con los recursos de los costarricenses.

El monto que ronda los 42 mil millones de colones, equivale al 0.19% del Producto Interno Bruto, como lo establece el Tribunal Supremo de Elecciones.

Para el 2014, la población no solo deberá pagar la campaña, si no, que deberá sacar recursos extra, para pagar una deuda.

Esto, luego de que el ministro, A. i. de Hacienda, José Luis Araya, reconociera que deberá recurrir a un préstamo.

Desde hace mucho, algunos legisladores han pedido una reducción del porcentaje de la deuda. Incluso, la presidenta de la República, Laura Chinchilla lo solicitó.

La pretensión es pasar del 0.19% al 0.11%. Es decir, de 42 mil millones de colones, a 24 mil 900.

Sin embargo, el lunes el Partido Liberación Nacional (PLN), el Movimiento Libertario y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), rechazaron una moción para poner en primer orden esta iniciativa.

Este martes, la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Jannette Ruiz presentó un proyecto para darle a los partidos, de manera equitativa, un 50% de la deuda adelantada.

Evitar así, que ante la falta de recursos, las agrupaciones perciban recursos prohibidos como los provenientes de sociedades anónimas.