Última Hora

El Ministerio de Trabajo detectó que la empresa Aluansa en Esparza realiza un proceso para traspaso de las instalaciones de la compañía a un fideicomiso.

Por ello solicita a los trabajadores denunciar este hecho para evitar que sus derechos laborales sean irrespetados.

Para el Trabajo este traspaso de bienes podría estar ligado con evadir posibles obligaciones laborales como pago de salarios y cesantía, en caso de realizar futuros despidos.

El Ministerio también detectó que la compañía de aluminio adeuda dineros a la Caja Costarricense de Seguro Social, un total de 423 millones de colones y con Fodesaf la deuda supera los 90 millones de colones.

Actualmente los colaboradores no están laborando, ya que según afirman la empresa les informó verbalmente que estarían suspendidos por tres meses sin goce de salarios ante el faltante de materia prima para realizar las labores.

El Ministerio de Trabajo informó que mientras se analiza la solicitud de suspensión de labores Alunasa deberá pagar los salarios a los empleados.