Última Hora

A Vladimir Quesada se le ha criticado de manera fuerte. Esto se acentúa cada vez que el equipo se ve mal en el rectángulo de juego.

Pero cuando las cosas marchan bien, la afición ha sido un poco injusta con el trato hacía el técnico de turno.

De ahí que uno de sus principales aciertos al frente de los morados es el hecho de lograr sustituir a los lesionados David Ramírez y Christian Bolaños de una buena forma: descubriendo una dupla ofensiva vital en los últimos choques del Saprissa.

Así, la dupla del momento entre Jonathan Moya y Jerry Bengtson le permitió al cuadro morado solucionar un partido que por ratos se quiso ensuciar ante el gran trabajo que realizó la UCR.

Un gol para cada uno y fue suficiente para que Saprissa derrotara 2-1 a una aguerrida UCR.

Ante la ausencia de Bolaños por el resto del campeonato, Quesada optó por colocar al hondureño quien estaba metido en el congelador.

La velocidad del catracho fue clave en el clásico nacional ante Alajuelense, de  feria cuenta con muy buena definición para salvar los platos en cualquier momento.

Los morados se encontraron contra las cuerdas muy temprano gracias a un buen remate de Fernando Cárdenas que se coló en las redes de Aaron Cruz apenas en 15 minutos.

Contra las cuerdas, Saprissa lo intentó de todas las formas posibles, incluso el académico Andrés Castro salvó una pelota en la línea.

El empate estaba invitado a llegar en cualquier momento, pero no fue hasta que Bengtson logró cazar un centro de Mariano Torres al 42’ para poner así la igualdad en el marcador.

A más minutos, más confianza para el catracho que en el segundo tiempo aprovechó un pase filtrado para servirle en bandeja de plata una pelota que Jonathan Moya no desaprovechó para mandar al fondo de los cordeles al 63’.

Moya es el jugador que más provecho le saca dentro del terreno de juego, pues a inicios del torneo se conformó con ser suplente de David Ramírez y Ariel Rodríguez para “pellizcar” minutos.

Sin embargo, hoy la realidad es otra y el atacante parece inamovible en la ofensiva morada debido a su racha goleadora.

Además, la dupla parece gustar a una afición que ha exigido mucho en los últimos juegos por lo que el negocio parece bueno para el banquillo saprissista.

Los morados siguen segundos con a la espera de lo que pueda hacer Alajuelense ante Guadalupe FC este jueves.