Última Hora

La bebé de diez meses que cayó a un balde con agua en Nicoya continúa en estado delicado.

Según el reporte del Hospital de Niños, la menor permanece en la unidad de cuidados intensivos.

Debido a su condición, requiere medicamentos para controlar la presión arterial y el ritmo cardíaco.

Los médicos aseguran que la niña ha tenido algunas respuestas positivas.

Sin embargo, deben pasar por lo menos 48 horas para brindar un reporte más detallado de su evolución.