Última Hora

El hecho ocurrió en medio de una procesión de Semana Santa en el cantón herediano de San Pablo.

El conductor aparentemente estaba molesto con el cierre y no dejaba de pitar.

La procesión se realizó en la noche. La Policía Municipal de San Pablo tuvo que intervenir.

El conductor fue detenido y llevado a la delegación de la policía.

Un usuario que se identificó como el dueño del vehículo, publicó en el Facebook de la policía que fue víctima de vandalismo, asegura que en un carro que venía detrás de él viajaba su esposa embarazada y que los oficiales le abrieron campo, una versión que descarta el cuerpo policial.