Última Hora

Costa Rica se encuentra a pocos días de elegir el presidente de la República para el periodo 2018-2022. Carlos y Fabricio Alvarado, candidatos del Partido Acción Ciudadana (PAC) y Restauración Nacional (PRN) se enfrentarán en la segunda ronda electoral el próximo domingo 1 de abril.

El presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Luis Antonio Sobrado, estuvo como invitado este miércoles en el espacio Café Política y describió los rasgos que hacen a esta campaña única y distintiva.

“Es una campaña con un elector muy volátil, a tal punto que tanto la primera como la segunda vuelta tienen finales impredecibles, en donde el pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos focalizó la discusión política alrededor de temas como matrimonio igualitario y agenda LGTBI”, expresó.

Sobrado resalta que las agrupaciones excluidas para la segunda ronda han estado muy activas brindando apoyo a quienes siguen en esta contienda que se espera “terminar de resolver dentro de un clima normal y sin violencia”.

Religión como protagonista

El jerarca del TSE asegura que el tema religioso se entremezcló en el ambiente político durante estas elecciones, algo que generó crispación y discusiones intensas principalmente en redes sociales.

“Hemos recibido más de 100 denuncias y reportes concentrados principalmente en política y religión. Debemos procurar una discusión donde el elemento religioso no participe del proselitismo electoral”, señaló.

El fraccionamiento político generado por este y otros aspectos encumbra nuevos retos para quien asuma la silla presidencial, pues “ninguno de los partidos tiene la bancada mayoritaria por lo que deberá tender puentes”, agrega Sobrado.

Enseñanzas

Entre las situaciones que quedaron esclarecidas durante este proceso electoral es la erosión que existen en los partidos tradicionales, un punto que deberán fortalecer a futuro.

“Tenemos un votante más crítico, que presta atención a las propuestas y en la credibilidad de los candidatos, que se desliga de colores políticos, por lo que viene decreciendo esa pertenencia partidaria”, expresa.

Por último, Luis Antonio Sobrado reconoce que realizar la votación un Domingo de Resurrección “no es el momento ideal u óptimo”, sin embargo, la fecha no puede ser cambiada por disposición constitucional.

Observe las declaraciones completas en el video adjunto.