Última Hora

Muerto en vida, dependiendo de prácticamente un milagro, que tras el balance de dos campeonatos completos, parece difícil de llegar.

Carmelita le dio la última estocada al Municipal Liberia este martes por la noche al remontar un marcador adverso y derrotarlo 2-1 que lo deja al borde del abismo.

Ahora las esperanzas pamperas están cifradas en dos vías: la primera, ganar todos sus tres partidos restantes (ojalá todos con marcador abultado) y la segunda, que el Cartaginés no sume en ninguno de sus cuatro juegos restantes, incluido el de este miércoles ante el Santos.

Para poner el panorama más fácil, si Cartaginés vence a Santos en Guápiles este miércoles, Liberia le dirá adiós a la Primera División.

Pese a tener patadas de ahogado, los liberianos comenzaron arriba en el marcador gracias a un gol del joven Alonso Arias al minuto 4.

Los jóvenes guanacastecos son lo más destacable de un barco que se hunde fecha a fecha y algunos encontrarán cabida en otros equipos en caso de descender.

Pero como ha sido un mal en todo el torneo, la victoria se les escurrió de las manos apenas en el primer tiempo.

Los verdolagas empataron al 20’ por intermedio de John Jairo Lara al cerrar un gran centro del experimentado Olman Vargas. Lara marcaba así su primer tanto en la máxima categoría.

Y justo al final de la primera mitad, en un cobro de tiro libre vino la debacle liberiana al rechazar Douglas Forvis una pelota con tal mala suerte que chocó en Francisco Flores para el autogol que colocó el 2-1.

Pese a tener tiempo para intentar una igualada, Liberia no pudo sacudirse y cosechó así una derrota más que lo dejó al borde del precipicio, tirado en la lona con el conteo encima y esperando el campanazo final.