Última Hora

El concesionario del balneario de Puntarenas tenía un año y cuatro meses de no pagar el alquiler del inmueble. Aun así, la municipalidad del cantón porteño nunca ejecutó el contrato ni inspeccionó regularmente la obra para determinar el estado en que se encontraba.

Algunos miembros del Concejo Municipal manifestaron que ellos se preocuparon por lo sucedido con el inmueble desde meses atrás, sobre todo cuando se dieron cuenta que habían arreglos de pago del monto del alquiler que les aprobó la administración al concesionario Grupo Gastronómico La Herradura en años anteriores, esto aun cuando en el contrato se menciona  que una de la razones para rescindir el contrato son las cuotas de atraso del canon.

Atribuyen a la administración y sobre todo al alcalde de no ejercer las acciones pertinentes  para   evitar el deterioro del bien y más aún intervenir en forma efectiva para retomar el inmueble que se encuentra cerrado desde hace casi tres meses y en deterioro.

Sostienen que si no hubiese intervenido el Ministerio de Salud  ahí estuviera el balneario  funcionando con el concesionario.

Observe todos los detalles en el video que aparece adjunto.