Última Hora

Por primera vez desde la temporada 1999-2000, los clubes de la Serie A registraron en 2016-2017 un balance neto global positivo, de tres millones de euros, informó este lunes la Gazzetta dello Sport, que subraya sin embargo el endeudamiento creciente de los equipos del campeonato italiano.

En la temporada 2015-2016, los clubes de la Serie A habían registrado una pérdida global de 222 millones de euros, mientras que en el curso precedente las pérdidas ascendieron a los 365 millones de euros, según datos recogidos por la Gazzetta.

El periódico deportivo italiano revela que en la temporada 2016-2017 once clubes tuvieron un resultado positivo, mientras que nueve presentaron números rojos.

Al frente de ese balance está el Nápoles, con un beneficio de 66,6 millones de euros, y la Juventus, con 42,6 millones.

El Lazio de Roma completa el podio, con 11,4 millones. Sampdoria y Sassuolo son algunos de los otros clubes que pueden presumir de ganar dinero.

Según la Gazzetta, una parte de esas cifras puede explicarse por las fuertes plusvalías de los traspasos del argentino Gonzalo Higuaín, del Nápoles a la Juventus, y de Paul Pogba, de esta última al Manchester United.

Por contra, el Milan presenta pérdidas de casi 75 millones de euros, y en la Roma el desfase asciende a los 41,7 millones. El Inter de Milán también pierde dinero (-24,6 millones). Tanto Roma como Inter sufren sanciones en el marco del fair-play financiero, y a ellos se unirá pronto el Milán.

Le Gazzetta subrayó asimismo el creciente endeudamiento de los clubes, que superó por primera vez los dos mil millones de euros, por los 1.870 millones de la temporada 2015-2016.

El rotativo señala la fuerte dependencia de los clubes italianos de los derechos de televisión, que representan el 56% de la cifra de negocios global.