Última Hora

Internacional

Los rebeldes sirios empiezan a evacuar sus últimos bastiones en Guta Oriental

Un primer convoy de autocares en el que viajaban rebeldes sirios y sus familiares abandonó este sábado, con varias horas de retraso, el penúltimo enclave insurgente en Guta Oriental.

AFP Agencia Hace 3/24/2018 9:55:18 PM

Un primer convoy de autocares en el que viajaban rebeldes sirios y sus familiares abandonó este sábado, con varias horas de retraso, el penúltimo enclave insurgente en Guta Oriental, una región cerca de Damasco de donde más de 100.000 civiles huyeron desde el comienzo de una sangrienta ofensiva del régimen.

"Diecisiete autobuses que transportan a 981 personas, incluidos combatientes y sus familiares, abandonaron la ciudad de Arbin con destino a la provincia de Idlib", al norte, anunció este sábado la agencia de noticias oficial siria Sana. 

"Tras el cacheo de las personas evacuadas, estas fueron acompañadas por un soldado ruso encapuchado en cada autocar, mientras los miembros de la Media Luna siria distribuían comida", comprobó un corresponsal de la AFP, según el cual la operación fue supervisada directamente por los rusos. 

Tras incesantes bombardeos aéreos del régimen, con la ayuda de Rusia, dos de los tres grupos insurgentes presentes en Guta aceptaron evacuar sus posiciones en la zona rumbo a Idlib, la última provincia en poder de los rebeldes.

La región de Guta Oriental, situada al este de Damasco y desde la cual los rebeldes bombardearon regularmente posiciones gubernamentales en la capital, tenía unos 400.000 habitantes antes del comienzo de la ofensiva del 18 de febrero.

Más de 1.600 civiles fallecieron desde el inicio de esa campaña militar, que dejó además 485 soldados del régimen y 310 rebeldes muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Las evacuaciones, que deben continuar durante el domingo y afectarán a 7.000 personas, son fruto de un acuerdo entre el grupo islamista Faylaq al Rahman y Rusia, aliada del gobierno de Bashar al Asad. 

La operación, que concierne a las localidades de Arbin, Zamalka y Ain Tarma, en la zona Sur de Guta Oriental, así como a algunas partes del barrio de Jobar, en Damasco, se retrasó varias horas este sábado para poder abrir un paso entre "las minas diseminadas por los terroristas en la carretera que lleva a la ciudad de Arbin", según Sana. 

El acuerdo de evacuación incluía, entre otras condiciones previas, la liberación de rehenes en poder de los rebeldes. La televisión siria difundió este sábado imágenes de una autocar que transportaba a ocho prisioneros liberados por los insurgentes. 

El sábado por la mañana, aprovechando un alto el fuego, decenas de civiles salieron a las calles devastadas de varias ciudades de la región, a menudo por primera vez en semanas de combates, constató un corresponsal de AFP.

Entre los evacuados, Mohamad, de 20 años, tenía un tono amargo. "Mi padre murió en un bombardeo. Y no pudimos sacar su cuerpo de los escombros para enterrarlo".

- 'Bombas incendiarias' -

"Estamos indignados de tener que dejar Guta, de haber abandonado nuestro hogar, la ciudad en donde vivimos siempre", dijo Abu Jaled, un combatiente de Faylaq al Rahman de 28 años.

Un portavoz del grupo rebelde había justificado anteriormente la evacuación por "la situación humanitaria catastrófica" en el enclave, donde faltan alimentos y medicamentos.

Se soltaron incluso "bombas incendiarias" en Arbin, según el OSDH, que denunció esta semana que 37 civiles murieron por "quemaduras y sofocación". Las imágenes grabadas por AFP evocan el posible uso de fósforo blanco, cuya utilización contra objetivos militares en sectores civiles está prohibido por el derecho humanitario internacional.

"Ahora podemos dormir en paz, la vida se reanudará", se alegró el sábado Simon Merei, de 32 años, ciudadano de Damasco.

Sin embargo, a última hora del sábado cayeron cohetes sobre la zona deportiva de Al Feyhaa en Damasco, con el resultado de un joven muerte y siete heridos, según una fuente policial.

- Negociaciones en curso -

El régimen sirio, que aplica una estrategia que alterna bombardeos intensivos, combates en tierra y negociaciones, controla ya el 90% de Guta Oriental, una zona de huertas en la periferia de la capital que fue uno de los primeros focos de protesta contra el régimen en 2011.

Tras la evacuación del sur de la Guta, los rebeldes sólo controlarán un enclave, alrededor de Duma, en donde se encuentra el grupo islamista Jaish al Islam, que negociando con el régimen. 

La guerra en Siria, comenzada en 2011 con la represión de manifestaciones de reclamo a reformas democráticas, dejó más de 350.000 muertos y obligó a millones de sirios a dejar sus hogares. Con los años el conflicto se transformó en una compleja guerra en la que intervienen directamente potencias extranjeras.

En el noroeste, las Fuerzas Armadas turcas lanzaron el 20 de enero una ofensiva para expulsar de la frontera turca a la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG). Los militares turcos controlan el enclave de Afrin. Unas 167.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares por el avance de los turcos, según la ONU.