Última Hora

La lesión de Christian Bolaños pone en duda su participación para el Mundial de Rusia 2018. Su recuperación será de seis a ocho semanas. Es decir, volverá a jugar a un mes antes del Mundial.

Pero Bolaños, no es el único que corre contra el tiempo:

José Guillermo Ortiz. El delantero del herediano, fue convocado para los últimos duelos de hexagonal, incluso fue tomado en cuenta para los amistosos ante España y Hungría.

Sin embargo, en la final ante Pérez Zeledón, el jugador se lesionó en los últimos diez minutos del encuentro.

Diagnostico. Ruptura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda. Recuperación 5- 6 meses fuera.

David Ramírez. El futbolista también era regular en los llamados del Machillo. Sufrió una lesión en el juego ante el américa.

Diagnostico. Lesión grado 2 del ligamento colateral medial de la rodilla. Se dice que tendrá que esperar una semana más para volver a los entrenamientos

Jose Andrés Salvatierra.  El lateral también frecuente en los llamados a La Sele, se lesionó ante el Santos. En ese partido, él tuvo que salir de la cancha. Sin embargo, semanas después volvió a recaer de su lesión.

Su diagnóstico: una distensión muscular en el muslo derecho. Su recuperación: será de 15 días más para volver a unirse al grupo.

Otro de los carrileros de la Selección y el más reciente, también fue golpeado por las lesiones. Ronald Matarrita el fin de semana pasado jugo escasos minutos con el New York City y tuvo que abandonar la cancha. No pudo incorporarse a la Selección.

El lateral presenta una lesión del lateral izquierdo. Tendrá que cumplir 15 días de reposo.

Casos similares vivieron el portero Patrick Pemberton y Joel Campbell.

El guardameta ya se recuperó de su lesión en  la mano; sin embargo, no ha jugado un solo minuto con Alajuelense. No fue tomado en cuenta por el Machillo. Caso similar el de Joel Campbell. Tiene cinco meses de no jugar, ya se recuperó de su lesión de meniscos pero su entrenador no le ha dado minutos.

La de Bolaños es la última de las bajas en la tricolor, pero la más grave de todas, el dos veces mundialista luchara por recuperarse y  llegar a tiempo a su tercera copa Mundial.