Última Hora

En medio de los disturbios ocurridos el lunes en Alajuelita, la policía de Escazú cerró el paso por los sectores que comunican ambos cantones.

Al encontrarse con la barrera policial, algunas personas se molestaron y reaccionaron enojadas.

La mujer primero le reclamó a la oficial, luego trató de darle un empujón.

Cuando otros oficiales intervinieron, también se resistió.

La policía municipal de Escazú es enfática en que no tolerará irrespeto a sus oficiales.

Sobre el caso ocurrido durante los disturbios de Alajuelita, la detenida quedó a las órdenes del Ministerio Público.