Última Hora

El sospechoso de asesinar al joven pizzero en Guápiles cuenta con al menos cuatro causas de robo agravado y una sentencia de tres años y 10 meses de la que solo cumplió 11 meses.

Esta es la reseña policial que le hicieron a Jose Mario Saavedra Cordero de 24 años tras una de sus detenciones durante el 2017, mismo año en que ocurrieron los hechos en la pizzería Mama Mía en Guápiles.

Este sujeto ya había cumplido una sentencia 3 años de cárcel por un delito de robo. Salió de prisión el 24 de diciembre del 2016, según datos suministrados por David Delgado encargado de prensa del Ministerio de Seguridad.

Sin embargo, para el Organismo de Investigación Judicial, la lista de visitas a las celdas, pero de entrada por salida, es más larga.

El 17 de marzo del 2017 fue pasado a la fiscalía de Buenos Aires de Puntarenas por el delito de agresión con arma de fuego.

El 1 de noviembre del 2013 fue pasado a la fiscalía de flagrancia en los tribunales de Pavas por el delito de robo agravado.

El 16 de octubre del 2012 fue pasado a la fiscalía de flagrancia de los tribunales de Goicoechea por el delito de portación ilegal de arma permitida. Por esta causa mantenía una sentencia en firme de 3 años y 10 meses de cárcel.

Sin embargo, aunque el delito se cometió en el 2012 ingresó al centro de atención integral La Leticia de Guápiles hasta el 4 de noviembre del 2015 y quedó libre apenas un año después, el 24 de diciembre del 2016, por orden del juzgado de ejecución de la pena.

Aparte de estas causas, hay que sumar tres más por el delito de robo agravado.

Este sujeto ahora enfrentará una nueva causa por homicidio calificado en el caso del joven Alberto Campos Orozco de 20 años quien se les enfrentó durante un asalto en setiembre pasado dentro de la pizzería Mama Mía en el centro de Guápiles.

La fiscalía de Pococí solicitaría prisión preventiva contra este sujeto durante la audiencia de medidas cautelares.