Última Hora

Quienes manejan de Lindora hacía Pozos ahora estarán más seguros luego de que la municipalidad de Santa Ana arregló un caño en el que constantemente caían automotores.

El caño era enorme y además del peligro para los conductores provocaba muchas presas.

La municipalidad colocó tuberías nuevas, asfaltó y puso parrillas.

Ahora quienes transitan por el lugar lo hacen sin ningún problema y los vecinos se sienten más tranquilos.