Última Hora

Dueño de locales y casa que se quemaron en Naranjo el viernes anterior guardaba 6.000 dólares y otros ahorros en uno de los cuartos que quedó en cenizas.

Esta emergencia se dio por una falla en el sistema eléctrico de la vidriera y los 58 años de esfuerzo de Mario Morera y su familia quedaron en nada.

En este lugar había un taller mecánico, una venta de vidrios, un taller de maderas y la casa de Mario.

Aunque este señor es un guerrero, esta situación lo mantiene muy sensible.

Las herramientas, soldadoras y otros equipos quedaron inservibles.

En la primera planta había locales y en la parte de arriba estaba la casa de Mario, era una vivienda mixta, entre block y madera.

Él no tenía cuenta bancaria y siempre el dinero lo mantenía en efectivo en su hogar

En la memoria de este señor queda un gran recuerdo, el guardaba como un tesoro una foto suya en las torres gemelas en Estados Unidos.

En este incendio también se quemó una venta de pinturas y se afectó parcialmente una casa y una clínica odontológica.

Los bomberos determinaron como la causa una falla en el sistema eléctrico de la venta de vidrios.

Mario es optimista y tiene la fe que a pesar de la adversidad, saldrá adelante.