Última Hora

Tres hombres y una mujer -de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años- son los principales sospechosos del crimen de un padre y su hijo en Sabana Sur.

Todos ellos fueron identificados como Esteban Carmona Montero de 24 años; Marco Antonio Fallas Urbina, de 20 años; Francini Báez Rodríguez de 21 años y Sony Coronado Urbina de 18 años.

Ellos son señalados por el doble homicidio ocurrido la semana pasada en el apartamento donde vivían Rándall Chacón Chavarría, de 52 años, y su hijo Allan Chacón Vega, de 27 años.

De acuerdo con Wálter Espinoza, director del OIJ, el móvil del crimen sería el robo, puesto que Chacón Vega era dueño de una empresa de venta de lentes de contacto y artículos electrónicos.

Los cuatro sospechosos primeros atacaron al hijo y luego al padre, a quienes propinaron numerosas heridas en tórax, cuello y abdomen. Sus cuerpos fueron hallados apilados en uno de los cuartos.

Un día después los agentes realizaron dos allanamientos en sendas cuarterías en barrio Los Ángeles, en San José centro, donde encontraron importante evidencia que relaciona a estas cuatro personas con el doble crimen.

No solo hallaron bienes que pertenecían a las víctimas, sino cuchillos ensangrentados con los que se habrían cometido los crímenes.

Entre los bienes encontrados había computadoras, cajas con lentes de contacto, pantallas de televisión, videojuegos, tarjetas de crédito, ropa y hasta los títulos universitarios de las víctimas.