Última Hora

Las autoridades del Banco Popular aseguraron que el millonario préstamo otorgado a la empresa JCB para la importación de cemento chino ya fue cancelado.

De acuerdo con la entidad, el crédito se saldó gracias a la ejecución de las garantías hipotecarias.

Al mismo tiempo sus representantes aseguraron que apoyan las acciones de la Fiscalía, que este miércoles detuvo a varios funcionarios del banco por este crédito.

Según la fiscala general, Emilia Navas, las personas vinculadas con la gestión de este préstamo obviaron responsabilidades a la hora de aprobarlo.​ 

“Este caso consiste en el otorgamiento irregular de un crédito a la empresa JCB por parte del Banco Popular por cinco millones de dólares. 

"El banco lo autoriza una línea de crédito por ese monto en el 2015 sin hacer el análisis de capacidad de pago del plan de inversión y de las garantías”, señaló la fiscal general.

La funcionaria, además, indicó que la empresa JCB justificó que “ese dinero iba a ser usado para la compra de cemento chino pero otorga como prueba los DUA (Declaraciones Únicas Aduaneras) con las que además justificó el otorgamiento del crédito del Banco de Costa Rica (BCR)”.

La Fiscalía realizó ayer cuatro allanamientos (en Grecia y La Unión) y detuvo a varios funcionarios bancarios. 

Se trata de un analista de crédito (Bogantes Brenes), un ejecutivo de negocios corporativos  (Gómez Barrantes) y el director de banca empresarial que formaba parte del comité gerencial de crédito pleno del Banco Popular (Alpizar Hidalgo).

También fueron detenidos dos gerentes de la empresa Sinocem de apellidos Rojas Segura y Cortés Zúñiga.

Desde las 9 a.m. de este jueves se realiza la audiencia en la que la Fiscalía solicitaría seis meses de prisión preventiva contra los aprehendidos, informó la entidad.

El objetivo de esta operación policial fue recopilar además pruebas para incorporarla a la investigación del caso del cemento chino.

La Fiscalía informó que más personas serán llamadas para ser indagadas como parte de las acciones de este miércoles en el Banco Popular.

En noviembre pasado fueron detenidas varias personas como parte de un supuesto engaño para apoderarse de unos 30 millones en préstamos del Banco de Costa Rica.

Los imputados en esa causa son: Mario Barrenechea Coto, exgerente general del BCR; Juan Carlos Bolaños Rojas, importador de cemento chino; Gilberth Barrantes, gerente corporativo de créditos del BCR y Leonardo Acuña, exgerente interino.

Andrés Víquez, subgerente; Marvin Corrales, subgerente y Rodrigo Ramírez, director del área de créditos también fueron aprehendidos en aquella ocasión.