Última Hora

El visto bueno por parte de la Comisión Nacional de Emergencia ya se dio, pero ahora el Sinac deberá cumplir una serie de requisitos para re-abrir el parque nacional volcán Poás.

Entre ellos está la construcción de cuatro bunkers cuyos diseños ya están y se espera iniciar su edificación la próxima semana.

Dos de los bunkers estarán ubicados en el mirador, uno más en la salida del sendero al mirador y uno más en el sector del centro de visitantes.

Las estructuras de 18 metros cuadrados tendrán capacidad para 20 personas.

Estos bunkers serán complementados por 6 equipos para la medición de gases tóxicos, rotulación y capacitación del personal.

Se espera que para la segunda quincena de abril el Poás re-abra sus puertas, un año después del cierre forzoso debido al incremento de la actividad del coloso.