Última Hora

31 estañones de combustible fueron decomisados en Matina presuntamente sustraídos del oleoducto.

El decomiso se dio tras un patrullaje en puntos estratégicos del oleoducto de Recope.

La Fuerza Pública no detuvo a nadie en el sitio, pero identificaron al propietario del camión, del lote y a la dueña del inmueble para las respectivas investigaciones.

También ubicaron otros recipientes en un lote y en el patio de una casa, así como mangueras que usarían para extraer combustible del oleoducto.

Este sería el quinto robo que se localiza en lo que va del año.

Y es que según datos de Recope, cada vez que se da un robo se estima en 30 mil litros y es combustible que se vende a mitad de precio.

La semana anterior, la Fuerza Pública local sorprendió a un hombre con gran cantidad de pichingas llenas, así como utensilios que usaba para conectarse de forma ilegal a la mencionada tubería.

Rio Blanco, B-Line, Búfalo y Espavel son las comunidades donde se tiene registro que se dan más casos de estos.