Última Hora

Reapareció gracias a las lluvias de enero, pero ahora tiende a desaparecer.

Hablamos de la laguna en el cráter del volcán Poás.

Para inicios de año la laguna reapareció gracias a las intensas lluvias.

Pero un mes después esa acumulación de agua en la boca del Poás de nuevo tiende a desaparecer.

La laguna sirve como una especie de filtro que reduce la emisión de gases y lluvia ácida en el entorno inmediato al volcán.

Como lo señala el experto, no se trata de un incremento de actividad del Poás si no una baja en las precipitaciones que no es suficiente para mantener la laguna.

La semana anterior la Comisión Nacional de Emergencia autorizo la re-apertura del parque, previo a mejoras que debe realizar el Sistema Nacional de Áreas de Conservación.

El tema de la laguna tampoco debe ser un argumento suficiente como para dar marcha atrás con la decisión que por meses esperaban vecinos para reactivar el turismo en la zona.