Última Hora

Un puente sobre la ruta 27 en Escazú ofrece a los delincuentes muchas facilidades para asaltar a los peatones.

Durante la noche la enorme estructura de concreto se convierte en una trampa para los usuarios.

Esto porque los delincuentes se esconden entre la maleza o utilizando la oscuridad del puente como aliada.

Este miércoles un trabajador de la zona fue víctima de un asalto. Incluso relató que estuvo a punto de ser herido con un puñal.

Otros trabajadores aseguran ser testigos de varios asaltos en el sitio.

Por su parte el Ministerio de Seguridad señaló que en lo que llevamos del año se presentaron dos denuncias por asaltos en este puente y pide a los usuarios reportar cualquier situación que se presente.

Sobre las condiciones de puente, la falta de iluminación y la situación de la maleza el concesionario de la ruta Global Vía explicó:

"Podemos señalar que el puente peatonal en cuestión fue construido y recepcionado en total cumplimiento a las especificaciones y equipamiento definidos para tal efecto.

En el caso de la zona verde asociadas a la marginal está se encuentra fuera del alcance del contrato"

Los usuarios esperan que las autoridades competentes le den pronta solución a este problema.