Última Hora

Scott Brannon es prestamista y dueño de gasolineras.

El empresario estadounidense utilizaría a terceras personas para mover e invertir grandes cantidades de dinero producto de actividades que son investigadas por la Fiscalía.

Uno de esos negocios son los préstamos de dinero en efectivo.

Un contador privado aseguró que Brannon le entregó en una oficina en Cariari de Belén 10.000 dólares en efectivo como préstamo para un negocio.

Según este hombre, él mismo hacía las trasferencias de dinero a Brannon como parte de los pagos.

Así consta en estos documentos que él nos mostró.

Este es uno de los negocios en los cuales Brannon supuestamente invierte en dinero generado de las apuestas deportivas, ilegales en los Estados Unidos y las ganancias con la lotería.

Así lo establece un informe de Inteligencia Financiera del ICD que ha sido comunicado en varias ocasiones al OIJ y la Fiscalía.

Además, el documento establece que Brannon supuestamente es propietario de al menos nueve estaciones de servicio.

Él preside las sociedades anónimas Herfun, dueña de la estación de servicio Cariblanco, que posee una propiedad en hipoteca por 166 millones de colones.

También es presidente de la estación de servicio Coto y Castro en Puntarenas y preside la Sociedad Gasolinera Full.

La información del ICD señala que Brannon tendría relación comercial con un hombre de apellido Vega, propietario de un lote de carros de lujo.

El documento relaciona además a Brannon con el conocido empresario estadounidense David Patey.

De hecho se indica que Patey vende la imagen de empresario millonario, pero que es solo la persona que utiliza Brannon para hacer inversiones y se menciona directamente el caso del equipo Club Sport Herediano.

En el caso de Patey, él ha dicho públicamente que se dedica a prestar dinero, mismo negocio que impulsa Scott Brannon.

Telenoticias por varios días ha intentado contactar a Scott Brannon pero él negó una entrevista.

Igualmente, Patey concedió una entrevista a este medio en Liberia, Guanacaste, pero después la canceló.

También se le enviaron preguntas por escrito y, aunque dijo que las contestaría, al final sólo mandó un mensaje indicando que por recomendación de los abogados no se referiría al caso.

El entramado de sociedades anónimas de ambos empresarios es una de las líneas de investigación de la Fiscalía.

Repase la primera parte de esta serie de reportajes en este enlace.