Última Hora

Los siameses Samuel y Ezequiel de dos años de edad, separados de la cabeza tras una operación de más de 20 horas el pasado viernes 23 de febrero, se recuperan positivamente en el hospital Nacional de Niños a pesar de que presentan un cuadro de fiebre.

“En los últimos días han tenido fiebre, razón por la cual se han manejado de acuerdo a los protocolos establecidos que incluyen la toma de exámenes de laboratorio para detectar inflamación y cultivos de diferentes fluidos corporales y tejidos”, indicó Olga Arguedas, directora del Hospital de Niños.  

Ambos niños están ya siendo tratados con antibióticos los cuales deben mantenerse por un periodo variable que oscila entre 10 y 14 días.

“Su condición en medio de lo delicada que es, se mantiene relativamente estable”, agrega Arguedas.

Samuel requiere aún soporte del ventilador para poder respirar, en tanto Ezequiel ha progresado respirando por sí mismo.

Ambos niños mueven sus cuatro extremidades de manera vigorosa con estímulo, agregó la directora del Hospital de Niños.  

Los pequeños nacieron unidos por sus cabecitas en diciembre del 2015 y, desde entonces, han estado con múltiples cuidados y tratamientos.