Última Hora

Los tres pescadores que fueron rescatados en alta mar días atrás llegaron al país procedentes de Ecuador, poco antes del mediodía.

Se trata de Víctor Umaña Villegas, de 30 años de edad, Jorge Fernando Chavarría Mendoza, de 63 años, y Audiel Rivas Bejarano, de 39 años. 

Los tres viajaban con el capitán de la embarcación, Florencio Vásquez, quien falleció antes del rescate al parecer producto de complicaciones por su diabetes. 

El cuerpo de Vásquez no venía en el vuelo y la Cancillería anunció que se realizan las gestiones para su pronta repatriación.

La embarcación fue encontrada a la deriva cerca de Ecuador la noche del domingo 25 de febrero.

El rescate estuvo a cargo del barco petrolero Seaways Rubymar, con bandera de las Islas Marshall, el cual encontró al Capitán Bismarck a unas 70 millas náuticas al sureste de las Isla del Coco, lo que equivale a unas 245 millas náuticas al noreste de Punta Burica, en el pacífico sur costarricense. 

El Capitán Bismarck, con matrícula de Puntarenas P-9781, fue reportado con problemas el pasado 21 de febrero, luego de que el Guardacostas recibiera una alerta de que la embarcación estaba con problemas producto del impacto de un rayo.

Fue entonces cuando Guardacostas inició un intenso proceso de coordinación con autoridades de Estados Unidos, Colombia y Panamá.

Fue así como este domingo, luego de que los tripulantes del Capitán Bismarck realizaran una llamada mediante un teléfono satelital, el Guardacostas coordinó con la Guardia Costera estadounidense y una empresa de telefonía satelital para realizar una triangulación y dar con el barco costarricense. 

Según explicó el comisario Arias, es la primera vez en la historia de Guardacostas que se realiza una triangulación de este tipo durante una operación de rescate.

Las autoridades estadounidenses de inmediato remitieron una alerta a fin de lograr contactar al barco que se encontrara más próximo al Capitán Bismarck.

Esto permitió contactar al petrolero Seaways Rubymar, cuyos tripulantes indicaron que ellos podían ayudar en el rescate. El petrolero se desvió 90 kilómetros del rumbo inicial para ayudar a los costarricenses.

Luego de desviarse unos 90 kilómetros de su rumbo el petrolero halló al barco pesquero tico a eso de la medianoche. 

El personal del citado petrolero indicó que trasladarían hasta Puerto Esmeralda en Ecuador a los náufragos costarricenses, incluyendo el cuerpo de un cuarto que falleció antes del rescate.

De acuerdo con lo informado por el comisario Arias, el servicio Nacional de Guardacostas informó sobre este rescate a la Cancillería de nuestro país para que el cónsul costarricense en Ecuador efectúe las diligencias necesarias a fin de repatriar a los tripulantes del Capitán Bismarck.