Última Hora

El llamado “manifiesto conjunto” firmado por la Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense fue una amenaza al libre ejercicio del sufragio, declaró este martes el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

El Tribunal declaró parcialmente con lugar el recurso de amparo electoral que había sido presentado contra ambas agrupaciones en enero anterior, luego de que ambas emitieran y divulgaran un comunicado en el que, entre otras, se invitó a los cristianos a ejercer el sufragio “meditando [el voto] delante de Dios y de sus conciencias”.

También se externaron posturas frente a temas polémicos que han sido de especial interés durante el proceso electoral, algo prohibido por la Constitución Política, indicó el TSE.

El TSE afirma que el manifiesto “sí tenía el alcance necesario para inducir e influir (…) a votar por ciertos partidos o a abstenerse a hacerlo por otros (…) según coincidan o no con las posiciones asumidas por las organizaciones recurridas”.

En su fallo los jueces electorales ordenan a la Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense abstenerse de acciones como las que dieron lugar al amparo y además las condenaron al pago de las costas, daños y perjuicios causados.

“Asimismo, dado que la difusión del “Manifiesto conjunto” podría constituir una infracción a la prohibición de invocación de motivos religiosos en la propaganda política, el TSE trasladó copia certificada del expediente a la Inspección Electoral a fin de que investigue preliminarmente los hechos”, cita el comunicado.

El Tribunal asegura que tanto la “jornada de oración” efectuada el pasado 18 de enero, así como la “Segunda Caminata por la vida y la familia según Dios”, realizada el 3 de diciembre de 2017, no constituyeron una infracción a la prohibición constitucional y, por ello, declaró sin lugar el recurso de amparo en esos extremos.