Última Hora

Internacional

Dos meses después no hay rastro de los 12 jóvenes raptados en bar de México

Hace un mes exactamente, 300 familiares y amigos marcharon hasta la Basílica de Guadalupe con veladoras en mano y vestidos de blanco para exigir justicia.

AFP Agencia Hace 7/26/2013 1:11:00 PM

A dos meses del secuestro de 12 jóvenes a la salida de un céntrico bar de Ciudad de México, la zozobra crece entre sus familiares ante la falta de pistas sobre su paradero, un caso que ha generado alerta sobre la seguridad de la capital.

La tarde de este viernes, padres, abuelos y hermanos de las víctimas llevarán a cabo una nueva manifestación frente al lugar donde sus muchachos fueron vistos por última vez, el bar "Heaven", ubicado en la turística y comercial Zona Rosa, a pocos metros de la secretaría de Seguridad Pública y del emblemático monumento Ángel de la Independencia.

"Van a llevar velas y a unas personas.... como espiritistas, algo así", con el objetivo de saber dónde están, dijo a la AFP un allegado de Jennifer Robles, una madre de 23 años que forma parte del grupo de desaparecidos.

Hace un mes exactamente, 300 familiares y amigos marcharon hasta la Basílica de Guadalupe con veladoras en mano y vestidos de blanco para exigir justicia.

Además de manifestarse, las familias se han reunido en repetidas ocasiones con el fiscal capitalino, Rodolfo Ríos, a quien reclaman que no ha dado respuestas claras sobre el paradero de los jóvenes, entre los que se encuentra un menor de 16 años.

La mañana del domingo 26 de mayo, un grupo de 17 individuos ingresó al bar Heaven y sacó a los jóvenes, que llevaban allí desde la madrugada, para llevárselos en camionetas, de acuerdo con los vídeos registrados por cámaras aledañas y con declaraciones de tres detenidos.

Dos de los dueños del establecimiento forman parte de los arrestados, mientras que el cadáver de un tercero, Dax Rodríguez Ledezma, fue hallado calcinado a principios de julio en el estado de Morelos (centro).

En el cateo del bar, las autoridades encontraron 12 pastillas psicotrópicas y 42 gramos de marihuana y, según el fiscal Ríos, la razón del plagio apunta a una disputa entre las pandillas La Unión y Tepis, dedicadas a la venta de droga desde el céntrico y conflictivo barrio de Tepito.

La mayoría de los jóvenes desaparecidos provienen de ese barrio y al menos dos de ellos tienen padres que están purgando penas en prisión.

Jorge Ortiz alias "El Tanque", padre de Jerzy -el menor de 16 años-, se encuentra preso por crimen organizado desde hace 10 años en un penal del norte de México.

Misterio prevalece pese a recompensas e Interpol

Las autoridades capitalinas, que tardaron semanas en reconocer que la desaparición de los jóvenes era un secuestro, solicitaron a la Interpol su búsqueda fuera del país y ofrecieron una recompensa de más de 777.000 dólares por información sobre ellos.

El secuestro del "Heaven" -que ya había sido clausurado brevemente en 2011 por la desaparición de otro hombre que no fue hallado- destapó también graves irregularidades en bares aledaños que fueron registrados.

A finales de junio, autoridades de la capital rescataron del bar "Cadillac" a 46 mujeres, algunas de ellas originarias de Centro y Suramérica, que eran víctimas de trata y explotación sexual.

El alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, insiste en que el secuestro de los 12 jóvenes es un evento "focalizado" y lo atribuye a las pandillas, negando que operen en la urbe los grandes cárteles narcotraficantes que azotan a buena parte de México y a los que se responsabiliza de la mayoría de los 70.000 asesinatos que se cometieron durante el anterior gobierno de Felipe Calderón (2006-2012).

Sin embargo, expertos en seguridad creen que este caso afecta gravemente la imagen de la capital más poblada de América Latina y revela la existencia de importantes redes mafiosas.