Última Hora

La noche de este lunes se realiza una vigilia en las afueras del Liceo de Costa Rica en honor a Sebastián, el niño que fue arrollado por el tren la semana pasada.

Mucha tristeza, lágrimas, angustia, pero también esperanza para que haya un fin a situaciones que puedan llevar a los estudiantes a la depresión y el suicidio es lo que buscan los presentes en esta vigilia.

Algunos recuerdan a Sebastián como un niño alegre, un niño que pedía tener un futuro como muchos, tener una calidad de vida, sueños y anhelos.

Los presentes buscan hacer un alto a cualquier acción que termine en un desenlace fatal como este.

Familiares se llenan de optimismo en medio del dolor. Sus padrinos lo recuerdan como un niño amoroso y que le encantaba ayudar a la gente.

Niños y adultos se hacen presente y a una sola voz piden un alto al abuso escolar y hacen un llamado a los padres de familia para que eduquen bien a sus hijos, y a la vez estén alerta ante cualquier actitud anormal en el comportamiento del escolar.

Más detalles en el video adjunto.