Última Hora

Nacional

Primeros indicios descartan que existiera presión de terceros en muerte de Sebastián

Wálter Espinoza del OIJ aseguró que, de momento, la hipótesis de un supuesto reto se está descartando, pero subrayó que la investigación está en primeras etapas

Teletica.com Redacción Hace 3/5/2018 4:18:42 PM

Los primeros indicios de la investigación que realiza el Organismo de Investigación Judicial sobre la muerte de un estudiante del Liceo de Costa Rica el pasado miércoles descartan la hipótesis de que el fatal accidente fuera provocado por presión de otros alumnos.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, aseguró este lunes a los medios de comunicación que de acuerdo a la información que los agentes han podido recabar hasta este momento, no existe ninguna prueba de que el pequeño Sebastián Díaz haya sido instigado para saltar frente al tren, como tampoco se ha probado que fuera parte de ningún reto.

“El OIJ ha entrevistado a varios excompañeros, personal docente y administrativo y a la familia nuclear de Sebastián. Preliminarmente, y de acuerdo con lo que hemos obtenido, al día de hoy nosotros no podemos afirmar que hubiese en ese momento algún tipo de presión o instigación para que él se lanzase al tren o realizara alguna actividad que lo pusiera en peligro”, aseguró Espinoza.

El director insistió en que esa valoración es solo para el momento del hecho pues la investigación continúa tratando de aclarar cuál era el entorno del menor.

Espinoza explicó que han realizado entrevistas a más de dos decenas de personas y han conseguido al menos cuatro videos de gran extensión que muestran al pequeño sentado solo en una acera durante los 10 minutos previos al fatal accidente.

De igual forma descartó las versiones que apuntaban a gritos desde los balcones del Liceo o que se tratara de un reto.

“Con las entrevistas que hemos realizado nos dimos cuenta que el tema de los retos es algo de alguna forma común en la vida estudiantil, pero al momento del hecho no podemos percibir que exista algo de este tipo”, añadió.

Caso complejo

Aparte del entorno cercano del menor, los agentes han realizado entrevistas a testigos ajenos a la institución educativa y también a los maquinistas que viajaban en el tren al momento del hecho.

Esa cantidad de entrevistas y prueba, más las circunstancias particulares que rodean el suceso, hacen que la complejidad del caso aumente, según dijo el director.

A este momento el OIJ tiene a seis de sus agentes trabajando a tiempo completo en el caso, más la incorporación de un psicólogo forense que tiene como indicación especial la realización de una “autopsia psicológica”.

“Este es un caso diferente. Se trata de un menor que venía saliendo de la escuela y se enfrentaba por primera vez a los retos de la segundaria. Queremos entender cómo estaba asimilando esa transición, cómo estaba siendo recibido, qué le había dicho a su familia”, dijo Espinoza.

Según el director, los primeros resultados de la investigación se estarían pasando a la Fiscalía hasta en unas seis semanas. Será hasta entonces cuando la Fiscalía emita su razonamiento y tipifique el hecho.

“Este es un evento que despierta sensibilidades, incluso entre los asignados al caso, pero tenemos que ser muy fríos y objetivos en la investigación, solo se pueden hacer afirmaciones que se puedan probar y demostrar, que tengan un respaldo probatorio”, afirmó Espinoza sobre la posibilidad de adelantar criterios o valorar ese tipo de rumores.

Cierre del Liceo

Este lunes la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, comunicó la suspensión de las clases en el Liceo de Costa Rica durante todo lo que resta de esta semana.

Según Mora, parte del estudiantado de ese centro de enseñanza ha recibido amenazas e insultos tanto en redes sociales como en vía pública luego de la muerte de Sebastián.

“El director del Liceo nos informó que durante el funeral de Sebastián algunos estudiantes denunciaron haber sido víctimas de insultos y ahora sabemos también de palabras muy fuertes y hostiles que circulan en las redes sociales de otros estudiantes.

“También se nos alertó de que algunos jóvenes están siendo víctimas de insultos en la calle por el simple hecho de circular con sus uniformes. Por esto es nuestra obligación protegerlos hasta que encontremos un ambiente más propicio para que vuelvan a lecciones con seguridad”, aseguró la ministra.

En primera instancia el MEP había decidido suspender lecciones este lunes para que un equipo interdisciplinario iniciara con una investigación detallada en el centro educativo.

Hoy también entró a trabajar en la institución un equipo especializado en materia psicosocial de la UCR enfocado en la atención de urgencia y crisis.

De momento las distintas autoridades siguen de cerca el caso para tratar de sentar responsabilidades.