Última Hora

Herediano y Alajuelense dejaron todo, pero no pudieron desequilibrar la balanza en el duelo de poder a poder.

Los dos líderes del torneo empataron 1-1 en un partido que dejó un buen sabor de boca y que hace pensar, que de volverse a ver las caras en una eventual cuadrangular final, sacarán chispas.

Un Herediano de más oficio sacó provecho al buen momento de jugadores como Yendrick Ruiz y Jairo Arrieta como sinónimos de peligro, alimentados por el buen trabajo de los hombres en las bandas.

Y cómo no, también la polémica se hizo presente, pues apenas en la primera jugada del partido el árbitro Hugo Cruz no vio una mano sobre Jonathan McDonald que pudo cambiar la historia del partido.

Por el lado Alajuelense, la velocidad y la sangre nueva fueron el combustible para llevar peligro al arco defendido por Leonel Moreira que crece en cada juego.

Moreira impuso su respeto al parar un cabezazo de Kenner Gutiérrez al minuto 13 en el primer llamado a la puerta de los manudos.

El ir y venir puso a vibrar las graderías del Rosabal que veía como el Herediano se acercaba peligrosamente al arco del joven Adonis Pineda.

Y así fue. Al 18’, Yendrick Ruiz aprovechó un cobro de esquina para elevarse entre la defensa rojinegra y con un cabezazo puso el 1-0. Justo premio para los florenses que eran mejores que los visitantes.

Christopher Meneses tuvo muchos problemas en su banda con las incursiones de José Sánchez, pero curiosamente el lateral manudo terminó siendo el protagonista del empate.

En una triangulación entre Alex López y el joven Daniel Villegas, Meneses quedó mano a mano con Moreira y con un toque sutil definió para el 1-1 al 31’.

El empate hizo el juego mucho más vibrante. Herediano adelantó líneas, mientras que Alajuelense esperó en su cancha y con velocidad contragolpeó poniendo en problemas a los rojiamarillos.

Los manudos habían hablado a mitad de semana de atacar sin miedo a los rojiamarillos conociendo el desgaste que tuvo el Team a mitad de semana ante Tigres.  

De ahí la propuesta de reacción rápida y a un solo toque. En esa idea de juego fue vital la intervención de Allen Guevara y Luis Diego Sequeira en el mediocampo.

Cada uno con sus ideas luchó por desequilibrar y de ahí lo bonito del partido, pese a que la complementaria mostró un ritmo más cortado por las faltas.

Con el empate el Herediano alcanza los 28 puntos como líder solitario del certamen; mientras que los manudos llegan a 24 e igualan al Santos de Guápiles que tras ganar ante Carmelita mete presión a los primeros lugares.