Última Hora

El regulador general, Roberto Jiménez, aceptó devolverle 55 millones de colones al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Ese dinero le había sido pagado a Jiménez por concepto de retiro voluntario de cesantía, en el 2016.

El regulador afirma que no recibió ninguna notificación de cobro por parte del ICE o de la Contraloría.

No obstante decidió, por iniciativa propia, proceder a depositar parte del monto e iniciar un proceso de arreglo de pago con el ICE.

En comparecencia en la Comisión de Ingreso y Gasto, en la Asamblea Legislativa, el Regulador General indicó a los diputados su intención de devolver la plata al ICE.

Aseguró que devuelve esos recursos para tratar de que su labor como funcionario público sea libre y transparente.