Última Hora

El expresidente de junta directiva de Yanber, Samuel Yankelewitz Berger, se encuentra detenido en las celdas del OIJ como sospechoso de cometer el delito de estafa, confirmó la Fiscalía.

El empresario acudió a prestar declaración a la Fiscalía de Delitos Económicos y, posteriormente, fue detenido y a la espera de que se realice una audiencia en la que el Ministerio Público solicitará medidas cautelares. Aún no está definida la hora.

Yankelewitz, de 79 años, únicamente es señalado de haber alterado u ordenado alterar los estados financieros de su empresa con el fin de conseguir créditos por $37 millones de la banca estatal y privada, esto apenas siete meses antes de que la compañía se declarara en quiebra.​

A Samuel Yankelewitz se le señala como responsable directo de la supuesta estafa que la corporación realizó contra 19 entidades financieras.

A él un problema de salud lo eximió del proceso de allanamientos y detención que realizó la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos contra cuatro de sus exgerentes la semana antepasada.

La semana pasada compareció ante los diputados de la comisión legislativa que investiga los créditos bancarios otorgados a la empresa dedicada a la producción de productos plásticos. Allí se abstuvo de declarar. Tampoco declaró su hijo Andrés, quien acudió como testigo.

El caso

La investigación contra la corporación Yanber se inició en 2011 cuando se reveló una doble contabilidad y una planilla oculta.

Un año después un informe vino a comprobar que el patrimonio de la empresa era mucho menor al que presentaban sus estados financieros.

Ambas situaciones le permitieron a la compañía, según la Fiscalía, maquillar los estados con los que solicitó créditos por $37 millones a entidades financieras tanto públicas como privadas, todo esto siete meses antes de que estallara la crisis.

La deuda total de la empresa se elevó así hasta los $56 millones.

Para 2015 Yanber inició el proceso de declaratoria de quiebra, que le permitía suspender el pago de deudas y negociar arreglos con sus acreedores.

Esto último fue el detonante para que los bancos actuaran y presentaran diferentes denuncias por estafa.

En 2017 50 acreedores acordaron sacar a Yanber de la inminente quiebra y aceptaron recibir las acciones de la compañía en un fideicomiso conformado por 16 bancos que ahora son dueños de la empresa.

En ese fideicomiso, sin embargo, no están el Banco Nacional, el BCR y Bancrédito. Solo los dos primeros reclaman, en conjunto, casi $22 millones de la deuda total.

La semana anterior la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos allanó las viviendas del exgerente general de apellidos Soto Bolaños, los exgerentes financieros Paniagua Moya y Sandí Sandí y el exdirector financiero de apellidos Brenes Chaves.

Contra los cuatro se dictaron seis meses de prisión preventiva bajo sospechas de fraude.