Última Hora

Mucho se habla de que no se debe optar por el castigo físico, ni verbal para educar y criar a los hijos, pero muchos padres no saben cómo reaccionar de otra manera, el niño a adolescente se porta mal.

¿Qué se puede hacer en lugar de regañarlos?

La primera medida que cambia el ambiente familiar, es preocuparse por mejorar la relación y sobre todo la comunicación entre padres e hijos.

Se trata de dejar hablar, y de escuchar.
Siguiente paso, validar los sentimientos del niño o joven. Eso estrechará los lazos de confianza…

El cambio no es mágico y cuando las cosas tiendan a salirse de control durante el proceso, usted debe aprender técnicas para evitar repetir el patrón violento.

Es inevitable que niño y adolescentes hagan cosas que le molesten, pero no permita que las cosas queden ahí. De cada experiencia se debe aprender.

Es un proceso, no pierda la paciencia, con estos consejos mejorara poco a poco el ambiente familiar.