Última Hora

Aunque celebran el anuncio de la llegada del tren a Alajuela, vecinos de Río Segundo pegan el grito al cielo producto de una serie de trabajos que realiza el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER).

Don Rodrigo Cordero tiene más de 50 años de vivir en el barrio El Carmen en esa comunidad alajuelense.

Consciente del derecho de vía del tren lo único que no descuida su mirada vigilante es que su propiedad no sufra daños producto de los trabajos de recuperación de la línea férrea.

Caso contrario es el de doña Ana Isabel Centeno quien teme hasta por la seguridad de su vida ya que los trabajos prácticamente incluyen parte de su vivienda.

Vecinos de este sector de Río Segundo no se oponen a la llegada del tren a su provincia ni a los trabajos previos de recuperación de la vía.

Pero sí alzan la voz para que las obras no los dejen literalmente encerrados dentro de sus casas sin accesos a las propiedades donde construyeron con permisos municipales y donde pagan como corresponde los impuestos de ley.

Días atrás literalmente con la tierra al cuello, vecinos bloquearon la vía para llamar la atención de las autoridades del INCOFER, medida que descartan volver a tomar por ahora.

Telenoticias intentó obtener declaraciones del presidente ejecutivo del INCOFER sin embargo vía teléfono al momento de nuestra llamada se nos comunicó que por motivo de una serie de reuniones no podía atendernos.

Según los vecinos, este viernes en horas de la mañana está programada una reunión en el INCOFER dónde expondrán una sector de inquietudes.