Última Hora

Con las tenis bien puestas, botella de agua en mano, gorras y ropa cómoda. Así se lanzaron a las calles cientos de romeros la mañana de este jueves a la Basílica de los Ángeles en Cartago.

Pero solo muy pocos, hicieron caso a las prevenciones de las autoridades y con ropa fosforescente o reflectiva se lanzaron a la calle.

Enrique Solano y su familia sí tomaron en cuenta los consejos de seguridad. “Pienso que anda mucha gente haciendo loco en la calle, por eso hay que tomar medidas para cuidar a la familia”.

Pero como es un día no oficial para la romería por decirlo de alguna manera algunos decidieron hacer el recorrido con fe, pero de otra forma no tradicional: corriendo o en bicicleta.

La fuerte cantidad de personas que tomaron las calles, no solo tomó por sorpresa a los conductores, también a la Policía de Tránsito quienes aseguraron que tendrán que tomar las mismas medidas del dos de agosto si sigue aumentando la cantidad de romeros.

“La cantidad de romeros es bastante, la mayoría se vienen por el espaldón, lo hacen de forma ordenada. Si ellos se salen a la calle, habría que tomar previsiones, cerrar un carril. Pero de momento todo se mantiene normal”, explicó el oficial de tránsito Gustavo Ordoñez.