Última Hora

Hace poco, cuando hablamos del tiempo en familia, algunas personas decían que uno de los principales problemas de hoy en día es que muchas mamás trabajan y no están suficiente tiempo con sus hijos y para ellas, ejercer la maternidad es una tarea compleja que exige mucho esfuerzo, atención y responsabilidad.

Este pensamiento genera tremenda culpabilidad en las madres trabajadoras y este jueves en Buen Día, conversamos sobre el tema con Edda Quirós, psicóloga especialista en temas de género.

Ella recordó que el problema no se debe dividir en mujeres que trabajan dentro o fuera de casa, sino de cuánta soledad viven, cuánta falta de apoyo tienen para integrar todas las tareas que le corresponden.

“Hablar de mujeres trabajadoras y las condiciones en que lo hacen es todo un tema. Muchas que trabajan dentro de casa, lo hacen con soledad, terminan con cansancio y tristeza. Se debe evaluar la calidad de vida que tienen en el trabajo, dentro y fuera del hogar”.

Para Quirós, las condiciones en que la mujer se desenvuelve deben evaluarse, pues muchas de ella no recibirán pensiones al finalizar su trabajo, cuando incluso quienes trabajan dentro de casa, son las primeras que se levantan y las últimas en acostarse.

En la actualidad, más del 35% de los hogares son liderados por mujeres, que trabajan y sostienen a su familia.

“Estamos en una sociedad que no valora, no tiene claro y no reconoce el enorme aporte del trabajo de las mujeres”, recalcó la experta.

El sentimiento de culpa en las mujeres llega cuando trata de cumplir con la idea de “mujer perfecta” que la sociedad ha vendido.

“No es cierto que una mujer pueda hacerlo todo. A los hijos se les vendió la idea de súper mamá. Ellos deben entender las capacidades y limitaciones para no exigir más de lo que no es posible”, sentenció Quirós.

Repase la entrevista completa en el vídeo adjunto.