Última Hora

Internacional

Dirigente chino Bo Xilai inculpado de corrupción y abuso de poder

Su caída se vio precipitada por su potente mano derecha, el ex superpolicía Wang Lijun.

AFP Agencia Hace 7/24/2013 10:51:00 PM

Ex responsable del Partido Comunista en la metrópolis de de Chongqing (sur), Bo fue excluido de sus funciones el año pasado y está siendo investigado por corrupción tras la condena de su esposa por homicidio, en el mayor escándalo político en décadas en la cima del poder en China.

"La exposición de los cargos inculpatorios fue transmitida" a un tribunal de Jinan, en la provincia de Shandong (este), indicó Xinhua, citando a fiscales de la ciudad.

Bo, "en tanto que dirigente, utilizó su posición para sacar provecho" para sus allegados" y aceptó sumas de dinero extremadamente importantes así como propiedades inmobiliarias", precisó la agencia, que citó los cargos.

"También desvió grandes sumas de dinero público y abusó de su poder, perjudicando gravemente los intereses del Estado y del pueblo", agregó la agencia oficial, citando el documento remitido al tribunal.

Según la legislación china, los cargos en asuntos criminales deben ser enunciados al menos diez días antes de que empiece un proceso.

La caída de Bo, a la sazón uno de los 25 miembros del poderoso Buró Político del Partido Comunista chino, expuso al poder a alegaciones de corrupción a un nivel elevado de la jerarquía y reveló fuertes divisiones internas.

El escándalo, poco antes de la transición que condujo a Xi Jinping al frente del partido en noviembre pasado, el escándalo reveló la influencia del expatrón de Chongqing en esta ciudad de 33 millones de habitantes, donde había organizado un amplio movimiento de represión contra sus opositores.

Su caída se vio precipitada por su potente mano derecha, el ex superpolicía Wang Lijun.

Caído brutalmente en desgracia ante su patrón, Wang intentó pedir asilo político en febrero de 2012 al Consulado de Estados Unidos en Chengdu, una metrópolis vecina del suroeste de China, y expuso allí los crímenes y malversaciones que se producían en Chongqing, incluyendo el asesinato de un hombre de negocios británico, Neil Heywood, por la propia esposa de Bo, Gu Kailai.

Su intento de deserción le costó a Wang Lijun, convertido en un "traidor", una pena de 15 años de cárcel. Gu Kailai fue condenada a pena de muerte condicional, que en general se conmuta por cadena perpetua.

Los medios de comunicación oficiales indicaron entonces que Bo "tenía una responsabilidad muy importante" en el asesinato de Neil Heywood, y también que Bo había recibimos además "grandes sumas como sobornos" y mantuvo relaciones sexuales "inadecuadas" con "numerosas mujeres".

Bo lleva más de un año sin aparecer en público y está detenido en paradero desconocido.

El ex dirigente de Chongqing "fue informado de sus derechos e interrogado por los fiscales. Sus abogados también fueron oídos", subrayó Xinhua citando fuentes de Jinan.