Última Hora

Un supuesto fuego en el quinto piso del Banco Nacional puso a prueba la capacidad de respuesta de 1.500 empleados de esta institución ante un incendio.

Se trató de un tercer simulacro, que busca garantizar que el personal de la entidad sepa responder ante una emergencia. De hecho participaron 115 brigadistas que son empleados del banco y que se han estado preparando para esto.

El simulacro tuvo como resultado tres personas heridas, la evacuación de los clientes, y el cierre de dos calles que rodean el banco.

La buena noticia es que la tercera es la vencida, según el cuerpo de bomberos con este tercer ensayo el banco está listo para responder adecuadamente ante una emergencia.