Última Hora

Este martes 23 de julio el Estudio Marco Picado se llenó de experiencia y anécdotas. Decenas de adultos mayores acompañaron a tres participantes de lujo: Franklin Vargas, Digna Varela y Ricardo Vargas. Conocimiento, seguridad, calidez y simpatía brillaron en un programa especial dedicado al Día del Abuelo.


Un abuelo con buen humor

El primer participante de la noche fue Franklin Vargas, de 69 años. Este vecino de Coronado evidenció, desde el primer nivel, su gran sentido del humor, su perspicacia e intuición.

En las tres primeras preguntas Vargas respondió inmediatamente, sin esperar a que el presentador, Ignacio Santos, le diera las 4 opciones.

El concursante encontró su primer obstáculo en el nivel #6 con la pregunta “¿En cuál cantón puntarenense se realiza el tradicional Festival Nacional de las Mulas?”

Fue en ese escalón que pidió el comodín de la llamada telefónica, pero su hermana no contestó a tiempo; aún así Franklin Vargas decidió arriesgarse y optar por “Esparza”, como opción definitiva.

Como la respuesta correcta era “Parrita”, el participante no pudo continuar con el juego y solo obtuvo 500 mil colones.

Una participante muy coqueta

La segunda persona en participar fue Digna Varela, de 66 años, quien con su encanto y naturalidad logró conquistar al público en el Estudio Marco Picado.

Doña Digna demostró su espontaneidad y jocosidad durante su participación. En cada una de sus respuestas dejaba en evidencia su admiración por Ignacio Santos, incluso logró sonrojarlo en algunas ocasiones con piropos como “debajo de esas cejas, ¡qué bonitos ojos tienes!”.

En el nivel 8, la participante tuvo que responder: ¿En cuál transbordador realizó Franklin Chang Díaz su última misión? En esta pregunta utilizó los comodines “50/50” y “llamada a un amigo”.

Durante la llamada telefónica le dieron la opción “Columbia”, como respuesta definitiva. Esto le impidió continuar con el juego y se fue con ₡500 mil en su bolsillo.

“Fue una experiencia preciosa y fuera de lo común. Era un reto personal, quería demostrar que a pesar de mi edad podía dar mucho. Para mí fue un honor haber sido elegida y me encantó estar frente a don Ignacio Santos”, expresó la ganadora.

Venía con un quinto comodín: El Espíritu Santo

Ricardo Vargas de 65 años, fue el tercer participante de esta entrega especial.

Este josefino aseguró que jugaba con un quinto comodín: El Espíritu Santo y que por esta razón no necesitaría utilizar los otros cuatro.

Con mucha seguridad avanzó hasta el nivel 10, ahí debió responder cuál fue el primer Ministro de Cultura, Juventud y Deportes de Costa Rica. El participante se inclinó por Guido Sáenz como respuesta definitiva y tuvo que conformarse con 500 mil colones.

Tanto los participantes como el público, que se hizo presente en el Estudio Marco Picado, forman parte de la iniciativa “Ciudadano de Oro”, de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Este programa estuvo dedicado a los abuelos y abuelas de Costa Rica que celebrarán su día este viernes 26 de julio.

Los esperamos el próximo martes en una nueva entrega de ¿Quién Quiere ser Millonario?